La compañía matriz de Falken, Sumitomo Rubber Industries (SRI), ha desarrollado un sistema de control (TPMS) con el que se mide la presión del aire de los neumáticos de los vehículos autónomos a partir del nivel 4 y se establecen conexiones con un centro de control de la conducción con el fin de supervisar la presión del aire de forma permanente. El nivel 4 significa una conducción íntegra y altamente autónoma bajo la responsabilidad de un conductor.

La nueva tecnología tiene el potencial para evitar averías u otros problemas en los neumáticos gracias al mantenimiento preventivo que facilita este sistema, y que pueden suponer un riesgo para la conducción segura de los vehículos autónomos, La tecnología se ha desarrollado en colaboración con el Centro de Investigación sobre la Adopción de Sistemas de Transporte de Nueva Generación de Japón (GRANTS, por sus siglas en inglés), con sede en la Universidad Gunma. SRI y la universidad llevan colaborando en este proyecto desde mayo de 2019 y ahora han logrado transmitir datos de los neumáticos entre un vehículo autónomo y el centro de control de la conducción.

El sistema trabaja con un TPMS indirecto que, instalado en el neumático, transmite los datos de la presión al sistema de ordenador a bordo que, a su vez, envía los datos a la central del GRANTS a través de un Bluetooth de baja energía (BLE, por sus siglas en inglés). La presión de cada neumático puede supervisarse desde el centro de control usando una pantalla de gestión de datos.

Este avance es una de las múltiples tecnologías que está desarrollando SRI con el fin de lograr una mayor seguridad y reducir, al mismo tiempo, la carga para el medio ambiente. A principio de año, SRI presentó su Smart Tyre Concept, una tecnología que ofrece una mayor eficiencia en el combustible, una mayor duración de los neumáticos, una seguridad mejorada, así como un mayor respeto al medio ambiente. SRI seguirá desarrollando sistemas y servicios que prevean problemas por una presión incorrecta, como desgaste u otros daños en los neumáticos, e impidan que puedan producirse.