El último trimestre del año es el periodo en el que se produce un mayor número de accidentes en carretera y el segundo con más asistencias totales de todo el ejercicio. Así se desprende del último informe elaborado por Autoclub Mutua, perteneciente al Grupo Mutua Madrileña, con datos del año 2016.

“En el último trimestre del año, la meteorología cambiante hace más difícil la conducción. Las lluvias y las primeras heladas provocan un buen número de accidentes y de asistencias, entre otras, relacionadas con las baterías y otras averías mecánicas y del motor. A esto se unen los mayores desplazamientos nocturnos, debido al menor número de horas de luz diaria”, comentan desde Autoclub Mutua.

Según datos de la compañía de servicios del Grupo Mutua, un28% de las asistencias por accidente se concentra en el último trimestre del año, mientras que, en el resto de periodos, el porcentaje oscila entre el 23% y el 24,5% del total. Los últimos meses del año registran, por tanto, la mayor siniestralidad por accidente, mientras que en otras etapas las solicitudes de asistencia se explican por otros motivos como averías mecánicas o descargas de las baterías.

Aunque el incremento más significativo en estas fechas se debe a accidentes, las solicitudes de asistencia más numerosas en otoño son las averías mecánicas, fundamentalmente los problemas que impiden arrancar el vehículo y las cuestiones relacionadas con las baterías y los neumáticos.

Además de las bajas temperaturas, la niebla y la conducción nocturna, la antigüedad del parque de vehículos y la falta de mantenimiento también justifican numerosas de las asistencias que se producen en este periodo. Desde Autoclub insisten en la conveniencia de prepararnos y anticiparnos para evitar accidentes. “Poner el coche a punto, con especial atención a neumáticos, limpiaparabrisas, alumbrado y batería, es altamente recomendable”.