Una encuesta elaborada por la plataforma europea AutoScout24 en plena recta final de la campaña para las elecciones federales alemanas revela que la actual canciller, Angela Merkel, es la política que genera más confianza entre los alemanes a la hora de comprar un coche usado.

La confianza es un valor muy cotizado, no sólo en política, sino también para los bolsillos de la gente, sobre todo ahora que la crisis económica aún sigue golpeando en Europa.

Según este informe, realizado entre  más de un millar de internautas, la líder conservadora de la CDU despierta más empatía para el 21% de las personas que tiene que responder a la pregunta: "¿A qué candidato le compraría un coche?"

Por el contrario, el principal rival de Merkel en las elecciones, el socialista Peer Steinbrück (SPD), únicamente cautiva al 10% de los alemanes, un resultado que refleja fielmente las escasas opciones que tiene este político de desbancar a la canciller del Bundestag.

La realidad que explica esta amplia diferencia es que la gestión política de Merkel y su papel de dama de hierro de la economía europea le han granjeado una reputación muy sólida entre sus conciudadanos.