Ford anunció la llegada a Argentina de los servicios Quick Lane, cadena global especializada en reparaciones de mecánica ligera y neumáticos, cuya incorporación en el mercado local está confirmada para finales del primer cuatrimestre de 2014.

El concepto Quick Lane consiste en ofrecer un servicio rápido a precio competitivo y sin necesidad de solicitar cita previa.

Además de estas ventajas, su particular infraestructura - dotada de Wi-Fi, aire acondicionado y otras comodidades - permite al cliente visualizar en todo momento el proceso de reparación del vehículo desde un espacio de comodidad.

Quick Lane proporciona operaciones de mantenimiento y mecánica ligera tales como cambio de neumáticos, alineación, balanceo, cambio de aceite y filtros, frenos y baterías. Además, brinda los servicios incluidos en el plan de mantenimiento programado de los vehículos Ford.

Este centro integral de servicio rápido da, asimismo, la posibilidad de atender a clientes de otras marcas, pues cuenta con técnicos especializados y repuestos Motocraft multimarca.

El centro de servicio rápido Quick Lane tiene su origen en Estados Unidos, donde en la actualidad dispone de 700 delegaciones.

En Argentina se iniciará con diez centros de servicios, ubicados en puntos estratégicos de todo el país. El objetivo es alcanzar un total de 40 estaciones en 2016.

Señalar, por último, que estos centros funcionarán tanto en instalaciones integradas a los concesionarios Ford como en locales independientes.