Argentina y Colombia han firmado en Buenos Aires un acuerdo comercial que contempla la exportación sin arancel de vehículos, que irá aumentando gradualmente hasta alcanzar una cuota de 42.000 vehículos anuales en el cuarto año (30.000 automóviles y 12.000 camionetas), equivalentes a unos 700 millones de dólares anuales (660 millones de euros), informa el periódico El Espectador.

“El cupo puede ser para cualquiera de los dos países, pero en la práctica van a ser sobre todo exportaciones argentinas”, ha especificado el ministro argentino de Producción, Francisco Cabrera, quien celebra el convenio porque “hace muchos años que se está trabajando y significa el inicio de una nueva relación con Colombia”.

A partir de la entrada en vigor del convenio, que aún no tiene fecha, el cupo irá creciendo anualmente desde 9.000 vehículos el primer año, 21.000 al segundo y 28.000 al tercero, hasta llegar a 42.000 el cuarto año.

Argentina busca diversificar mercados para su industria del automóvil, motor del crecimiento industrial en la década pasada, pero que viene sufriendo un fuerte impacto por la caída de las exportaciones a Brasil. En 2016, las ventas de coches de cero kilómetros crecieron 10,2% en el mercado local, pero el 65% fueron vehículos importados, según datos de la Asociación de Concesionarias de Argentina.