Las ventas del sector automoción en el mercado brasileño crecieron un 6,69% en el primer bimestre, desveló un  informe divulgado por la Federación Nacional de Distribución de Vehículos Automotores (Fenabrave).

Contabilizando automóviles, vehículos comerciales leves, camiones, ómnibus, motocicletas e implementos, fueron comercializadas 853.087 unidades en los dos primeros meses, ante 799.566 en el mismo período de 2013.

En febrero, las ventas sumaron 393.159 vehículos, con aumento de 12,7% respecto a febrero del año pasado.

Fenabrave expone que las cifras revelan un movimiento de anticipación de las compras para enero, cuando aún había una reserva de vehículos con una mayor reducción del Impuesto sobre los Productos Industrializados (IPI).

El gobierno redujo el IPI para los automóviles con el fin de estimular la producción, pero desde finales del año pasado las medidas de estímulo están siendo eliminadas para equilibrar las cuentas públicas.

La intensidad de las ventas en enero en el sector de automóviles y comerciales leves se tradujo en una caída del 17,95% en febrero.

Los cálculos de Fenabrave apuntan a una estabilización o incluso una caída del 3,2% en las ventas de vehículos durante este año.