Una banda que robaba automóviles de mediana y alta gama en Buenos Aires, los desarmaba en la localidad de Capitán Sarmiento y vendía sus piezas por Internet fue desarticulada tras una investigación de seis meses y 20 allanamientos simultáneos

La investigación comenzó tras una denuncia de la Dirección General de Fiscalización de Desarmaderos y de Autopartes del Ministerio de Seguridad y los procedimientos fueron realizados por la Policía Bonaerense en San Isidro, Arrecifes y Capitán Sarmiento, donde se encontraron 300 coches cortados y 20.000 recambios de origen ilícito.

Vía | Diario Hoy