El fabricante estadounidense Johnson Controls tiene previsto abrir once fábricas en China durante los próximos años, con lo que contará con un total de 68 instalaciones en el país asiático.

Johnson Controls indicó que su cifra de negocio en China, donde la multinacional emplea a 25.000 trabajadores, alcanzó el pasado año un volumen récord de 4.600 millones de dólares (3.480 millones de euros).

La corporación estadounidense dispone en China 32 sociedades conjuntas, con 24 socios estratégicos. Asimismo, posee diez centros en ocho ciudades, en las que trabajan 1.150 ingenieros y 44 diseñadores.