Las ventas de automóviles en China crecieron un 6,9% en 2014, hasta alcanzar un récord de 23,49 millones de unidades, anunció la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China, la agrupación oficial del sector. De la misma forma, la producción de vehículos aumentó un 7,3%, durante el mismo ejercicio, con 23,72 millones de unidades.

 

A pesar del nuevo récord, la cifra supone una ralentización del aumento de las matriculaciones, situación ya prevista por los analistas después que en 2013 las ventas de automóviles subieran un 13,9%.

De hecho, en 2013 se habían superado por primera vez los 20 millones de unidades vendidos en un solo año, con 21,98 millones de automóviles.

Ahora, aunque se ha fijado un nuevo récord anual en número de automóviles puestos en las carreteras del país, el ritmo de crecimiento ha sido peor que el previsto en enero de 2014, cuando se asumía una ralentización en el ritmo. Recordemos que el mercado automovilístico chino es el mayor del planeta.