Los talleres de reparación de Colombia sí podrán llevar a cabo la revisión técnico mecánica y de gases, después de que la Sección Primera del Consejo de Estado anulara los artículos de la resolución 3500, considerando que se presentó una extralimitación reglamentaria que impedían a los talleres de reparación prestar dicho servicio.

Anteriormente, el alto tribunal determinó que la Ley 769 de 2002, en sus artículos 2 y 53, que fijaban las funciones y requisitos de los Centros de Diagnóstico Automotor (CDA), no establecían los límites con respecto a quiénes podían constituirse para la prestación de este servicio.

En este sentido, se indicaba que "es necesario que todo tipo de limitación al desempeño de este tipo de actividad sea producto del trámite legislativo", pues únicamente el Congreso puede intervenir en actividades económicas y señalar cómo las autoridades pueden regularlas, decisiones que no podían tomar los ministerios de Transporte y Vivienda.

En los artículos 11 y 12 de la resolución estudiada, se imponen castigos a los CDA que incumplan dichas disposiciones. Aunque no implica multa, sí involucra una sanción a una conducta.

Tal régimen sancionatorio está limitado al Legislador, muestra la decisión, por lo que hubo extralimitación de funciones por parte de los ministerios que expidieron las normas.

Remarcar que en Colombia los vehículos de servicio público, escolar y de turismo deben someterse anualmente a revisión técnico-mecánica, orientada a garantizar el buen funcionamiento del vehículo en su labor de trabajo.