Las matriculaciones de vehículos en Francia ascendieron a 157.794 unidades en enero, con un incremento del 3,2% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior, anunció la asociación francesa de fabricantes de vehículos, la CCFA.

Esta subida es fruto de la comparación en términos brutos y habría sido superior, del 8,2%, si se suprimen los efectos de estacionalidad, entre ellos la cantidad de días laborales en enero de este año y en 2014.

De la misma forma, las matriculaciones de coches nuevos se situaron el mes pasado en 132.824 unidades, lo que supone un aumento del 5,9% en comparación a enero de 2014, que habría sido del 10,9% si se eliminan los efectos estacionales.

Estos datos se producen a pesar que las ventas de vehículos ligeros descendieron un 8,8% durante el mes, hasta 24.970 unidades, mientras que las de vehículos industriales cayeron un 20,8%.