Entre enero y junio de 2.012 se fabricaron en Japón más de 5,24 millones de vehículos, un 53% más que en el primer semestre del 2.011. Una excelente cifra pero que probablemente se basa en los problemas que atravesó la fabricación de vehículos en Japón durante los primeros meses del pasado año como consecuencia de los problemas derivados del terremoto y el tsunami que asoló el país en marzo de 2.011.

Durante el primer semestre de este año se produjeron en Japón 4,53 millones de turismos, un 54,9 % más que en el mismo periodo de 2011, así como 658.000 camiones (un 41,7 % más) y casi 59.500 autobuses (un 47,9 % más).

Por marcas, Toyota produjo 1,86 millones de unidades (un 76,7 % más que en la primera mitad de 2011), al tiempo que Nissan fabricó 578.439 vehículos (un 28,7 % más), Mitsubishi un total de 277.647 (un 1,1 % más) y Mazda 419.746 (un 17,6 % menos).

Solo en el mes de junio la producción de vehículos aumentó un 20,3 % interanual hasta más de 893.000 unidades, lo que supone el noveno mes de aumento consecutivo.

La fabricación de turismos aumentó el mes pasado un 23,9 % interanual hasta los 769.251 vehículos, de los que 153.532 fueron minivehículos (con motor de menos de 660 centímetros cúbicos, cuya producción se incrementó un 60 % interanual).

La producción de camiones subió en junio un 2 % hasta las 113.579 unidades y la de autobuses cayó un 1,6 %, hasta los 10.319 vehículos.