Un informe titulado 'Panamá Situación Automotriz', presentado por el BBVA en febrero de 2013, calculaba que la venta de vehículos en Panamá llegaría a 52.800 unidades ese año y que para 2014 sería de 54.420.

Si se comparan estas cifras de la ADAP (Asociación de Distribuidores de Automóviles de Panamá) con las estimadas por el BBVA, se observa que un crecimiento en las predicciones del 6%.

Pero los coches nuevos no son la peculiaridad en el país panameño, pues la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) informaba a mediados de diciembre que el registro de vehículos inscritos era de 998.500.

Nicolás Brea, funcionario de la ATTT, declaró que mensualmente el número de vehículos en Panamá crece en 3.000 unidades.

Si se vinculan los datos del Registro Vehicular en diciembre de 2013 con la población de Panamá según el censo de 2010 - 3.405.813 personas -, se revela que el 29% de los habitantes del país tienen coche.

El informe de BBVA señala que, dada la estabilidad en los precios de los combustibles, las bajas tasas de interés y las mejoras en el ingreso promedio, Panamá logrará duplicar su parque automoción en los próximos diez años.