El ministro de Industrias, Wilmer Barrientos, sostuvo una reunión con representantes de empresas mixtas del sector automoción, como Chery, Venirauto y Mazven, para establecer una política de costos transparente que deje ganancias y permita la accesibilidad a los vehículos a todos los venezolanos.

Durante el encuentro se trataron temas como los esquemas de fabricación existentes, revisión de los lapsos y procesos de control necesarios que contempla el Estado para otorgar los permisos y divisas, la comercialización, los mecanismos para combatirán la especulación y el desarrollo de los centros de servicios.

"Nosotros tenemos que asumir cuál es la problemática para buscar las soluciones, tenemos la responsabilidad de aumentar la producción, porque si este país no produce no logrará disminuir la inflación. Estamos obligados a producir", expresó Barrientos.

Igualmente, mencionó que mantendrá reuniones con el Ministerio de Finanzas para la aprobación del Material de Ensamblaje Importado para Vehículos (M.E.I.V) y los aspectos referentes al establecimiento de los precios.

Agregó que se mantendrá el chequeo general del sistema de comercialización de vehículos, para "conocer qué se hace con los vehículos producidos y hacia dónde están siendo destinados".

Por otra parte, representantes de las empresas mixtas también manifestaron tener problemas con la asignación de divisas para la importación de material de fabricación.

El presidente de Mazven, Ernesto Ruiz, señaló que "en el contexto de la dinámica productiva hay una cultura del funcionamiento público que se transmitió rápidamente a las empresas nacientes, donde la manera y el modelaje en que se pueda tratar serán determinantes para dar el salto y conectar al trabajador con los compromisos de la nación, manteniendo la gerencia con la que nacimos".

Por su parte, el vicepresidente de Chery, Harold Maizo, apuntó que "nosotros compartimos la misma gerencia con el Estado y tenemos la problemáticas de la mayoría de las empresas que se encuentran aquí: lo que buscamos es mantener el trabajo en equipo en las fábricas y llevarlo de manera mancomunado junto al Gobierno".