El presidente de la Cámara Nacional de Talleres Mecánicos de Venezuela, José Manuel González, lamentó que en los primeros meses del año se han complicado sus operaciones por el aumento del Simadi que ha multiplicado los impuestos aduaneros de los componentes.

 

Resaltó, en este sentido, que el sector se ha visto afectado por la "informalidad" y es complicado tener un personal calificado. "Cada día hacen falta más técnicos", expuso, antes de apuntar que el taller que tiene un buen mecánico, lo cuida y por ello su sueldo es muy alto.

González explicó también que los inventarios de respuestos son menores y que los componentes que están en stock no son de alta rotación.

La Cámara de Talleres mecánicos maneja un balance de 42 talleres cerrados por la situación del sector. "Vamos viendo como la facturación del taller va cayendo, es una realidad y no vemos una solución a corto plazo", concluyó.