Las baterías se han sumado a la lista de artículos escasos en Venezuela, consideran varios empresarios en un sondeo realizado por el diario 'El Tiempo'. La dificultad para adquirir este componente se origina en la falta de divisas.

Néstor Bailey, propietario que lleva más de 30 años en el sector, señaló que desde el comienzo del año ha sido difícil que los proveedores suministren la mercancía. Sin embargo, "en los dos últimos meses la situación se ha agudizado, pues es muy baja la cantidad de moneda extranjera que se autoriza para el sector".

Los datos que manejan los comerciantes indican que el incremento que se ha registrado oscila entre 92,30% y 93,57%. Una batería de 700 amperios que en enero costaba 2.800 bolívares ahora está a 5.420 bolívares (93,57%), mientras que la de 1.000 amperios que se ofrecía en 3.900 hoy vale 7.500 (92,30%). Indiquemos, como referencia, que 1 euro son 8,677 bolívares.

Bailey reconoce que las ventas han bajado por la falta de mercancía, pero la demanda sigue siendo alta. "Hace poco recibí 24 unidades y en un solo día vendí 17. El problema está en que los proveedores están trayendo muy poca mercancía".

Para Mario Prado, dueño de un puesto de recambios, la situación es aún peor. "Desde hace tres meses no me traen ni una sola batería. Ni siquiera las que se fabrican en el país llegan, mucho menos las importadas. Los proveedores dicen que no hay divisas para este sector".

Régulo Martínez, por su parte, lamentó que "ya no se puede comprar nada: los que tenemos coche debemos cuidarlo como una joya, porque la inflación se lleva todo".