Agustín García, presidente de Grupo Serca, inauguraba el XXIX Congreso Serca, en la tarde del 16 de octubre en el Palau de la Música de Barcelona, dando la bienvenida a socios, proveedores y representantes de la distribución, especialmente a los talleres, así como a los presidentes de las asociaciones Sernauto, Ancera y CIRA (Benito Tesier, Miguel Ángel Cuerno y Juan Rodríguez, respectivamente), y a David Moneo, director de Ifema Motor; a los socios de Nexus, con su presidente Akram Shahrour a la cabeza; y a los medios de comunicación. “Todos ellos hacen que Serca sea cada vez un grupo más grande y más importante”.

El Congreso Serca de este año se ha celebrado en Barcelona, “en nuestra casa, donde se inició nuestro grupo y se gestó el embrión de Nexus”, destacó Agustín García, para añadir que “Serca siempre ha basado su fortaleza en que tiene cabida todo el mundo, aquellos que tienen la intención de sumar”, dentro de un grupo que da trabajo a más de 3.000 personas dentro de la economía española.

El presidente del grupo también aludió a la situación actual del mercado, tras venir de unos años difíciles, “mercado que no espera a los que se quedan distraídos”. Con el lema del Congreso presente, “Sinfonía de Consolidación”, Serca quiso recordar que “estamos inmersos en una economía global, internacional, donde se están cociendo cambios importantes en el mundo del automóvil”, subrayó Agustín García, aludiendo también a la tendencia a la concentración en el sector, que también llegará a España aunque, en su opinión, de una manera más lenta.

“Llevamos 30 años en el mercado y siempre hemos oído que la posventa es un mercado muy dinámico, con una gran capacidad de adaptación. Somos como los camaleones”. Según García, más allá del recambio se cuecen otras tendencias en el mercado mundial, como el “fin del diésel”. El diésel suponía el 50,4% de las motorizaciones en 1999 y el 71% en 2010, mientras que en 2018 ha caído hasta un 36,8%, mientras que la de gasolina ya asciende a un porcentaje del 60,9%. “Sin embargo, llama la atención la escasa demanda que tienen los coches híbridos y eléctricos, aunque sí merece la pena que prestemos atención a esta nueva tecnología”, aseguraba el presidente de Serca.

Algunas previsiones apuntan a que en 2030 el 46% del parque será eléctrico, con motores más sencillos y fiables, aunque la facturación de mantenimiento podría caer entre un 50-70%. Según Agustín García, habrá que estar atentos a esta tecnología y también a los nuevos hábitos de consumo. “Cada vez habrá más partners con los que el taller tendrá que negociar, renting, carsharing, gestores de flotas,... con mayor exigencia de profesionalización y donde entra en juego una creciente digitalización, no sólo de los talleres, también de los recambistas. Tenemos que saber tratar los datos para que nos ayuden a tomar las mejores soluciones”.