El sellante de silicona es un componente que sustituye o complementa a determinadas juntas de estanqueidad que se pueden encontrar en un motor. La finalidad de su uso es la misma que la de las juntas: crear y mantener un sellado de líquidos o gases entre dos superficies separables. Si estas dos superficies fueran perfectamente planas, rígidas, paralelas y los tornillos pudieran apretarse a la vez, se sellarían sin necesidad de interponer una junta o un sellante.

Ajusa, siguiendo en su línea de ofrecer una total cobertura de auxiliares para la reparación de motores, lanzó en el año 2009 el sellante de silicona Ajusil en envases de 75 ó de 200 ml. Se trata de un sellador-formador de juntas a base de elastómero de silicona neutro con bajo olor. Es un monocomponente que no necesita mezcla previa y que se caracteriza por su adherencia y resistencia a altas temperaturas. Además, no se endurece ni cuartera.

Para su aplicación, se recomienda que las superficies estén limpias y secas. En caso necesario, es conveniente realizar una limpieza con un disolvente no graso como, por ejemplo, acetona. Una vez aplicado el producto, éste comienza a reticular o endurecerse a partir de los 10 ó 15 minutos, llegando al reticulado total a las 18 horas aproximadamente.

La limpieza de Ajusil es sencilla. Sólo se necesita un disolvente orgánico y, cuando está curado, se elimina mecánicamente. Se recomienda mantenerlo en un lugar fresco y seco. El sellante de silicona Ajusil, además de aplicarse en el motor, puede aplicarse también para reemplazar juntas de corcho, cartón o fibra, además de para pegado y sellado de paneles, puertas de horno o salidas de humo.