La llegada de competidores al mundo de la movilidad hace que la compañía ALD Automotive, especializada en el renting de automóviles, se replantee su negocio. En este sentido, ALD, con una cartera de 1,3 millones de vehículos y presencia en 41 países, ha creado un centro de desarrollo del coche conectado y telemático en Reino Unido, se recoge en un artículo del periódico El Mundo.

La aplicación MyALD se adapta a la experiencia de usuario requerida por los conductores de cada país. Se trata de una plataforma completa de control de todos los contratos, servicios y flotas para gestores y particulares. Según John Saffrett, director de Administración de ALD Automotive, “la línea entre el gestor de flotas y el cliente particular se está diluyendo. Ahora debemos centrarnos en el consumidor, sea cual sea el servicio que necesite”.

De los más de 300 proyectos recibidos en 2015, la empresa materializará dos a final de año: Own my car, que permitirá al conductor vender el coche a sus contactos una vez finalizado el contrato, y la creación de un laboratorio virtual con dos modos de ayudar al cliente. El primero es el uso de personajes ficticios que realizan preguntas clave para ayudar a los usuarios a definir sus necesidades, mientras que el segundo es un programa informático que genera gráficos superpuestos que identifican cómo son las políticas actuales sobre la flota y cómo deberían ser según la estrategia deseada.