El circuito de Monza de Fórmula Uno fue el escenario elegido por Allison Transmission para organizar 'Truck Emotion', una demostración en pista gracias a la cual diversas flotas de transporte pudieron comprobar de primera mano el excelente rendimiento de los vehículos con motor a gas natural (GNC y GNL) equipados con cajas de cambio completamente automáticas Allison.

 

En el evento participaron los principales fabricantes europeos de vehículos industriales con modelos impulsados por combustibles alternativos y equipados con tecnología Allison.

Desde la propia firma explican que las principales ventajas de estos productos van "desde la facilidad de uso, comodidad y seguridad, hasta un menor consumo de combustible y menores emisiones".