La Asociación de Comerciantes de Recambios, Accesorios y Neumáticos de Madrid y Centro (Amarauto) celebró el pasado 9 de julio en Madrid la tradicional Cena de San Cristóbal, en la que este año se reconoció la labor de José Real, fundador de Recambios Real y miembro del Consejo Consultor del Grupo Serca.

El acto, en un ambiente distendido, reunió a más de un centenar de destacados profesionales del recambio madrileño. Ricardo Segura, presidente de Amarauto, hizo entrega del galardón a José Real, quien agradeció los esfuerzos que la asociación viene realizando por "la recuperación y mejora del sector en estos tiempos de crisis".

 

La carrera profesional de este empresario familiar, que dio comienzo en la década de los 70 como representante y fundador del distribuidor mayorista Recambios Real, ha vivido momentos de bonanza y de dificultad, por eso aconsejó a los más jóvenes empresarios que "miren más el beneficio y el saneamiento de su empresa que 'fastidiar' a la competencia".

Real señaló también que, en lo posible, es mejor prescindir de la financiación externa. "Mi empresa empezó a crecer de verdad cuando consiguió autofinanciarse", recuerda. Asimismo señaló la lucha de las pymes en estos tiempos en los que "los grandes tienden a serlo más y, los pequeños, casi a desaparecer por la competencia y el elevado coste de los inventarios".

En este sentido, Real destacó el papel cada vez más decisivo de las organizaciones de distribución como el Grupo Serca Automoción, al que su empresa pertenece desde 1990. Expuso que "si bien aún hay pequeños recambistas independientes que están haciendo una gran labor, para la inmensa mayoría pertenecer a un grupo de compras es hoy una necesidad".

Con más de 40 años de profesión a sus espaldas y tres hijos en el negocio recambista, José Real cree que aún es pronto para ver el triunfo de Internet en este sector, ya que a su juicio, "aún sigue siendo más fácil ir a la tienda a por el recambio que asegurarte de que lo que estás comprando por Internet es exactamente lo que necesitas y que no tendrás que devolverlo".

La onomástica de San Cristóbal, patrón entre otros de automovilistas y camioneros, es el nexo que Amarauto viene utilizando tradicionalmente para celebrar un encuentro distendido con los profesionales del sector recambista madrileño.

En esta ocasión el ágape tuvo lugar en el restaurante "Casa Juan" de la capital, y contó con la colaboración de destacadas firmas del sector, como Adine, Amolux Europe, Andel, Cecauto, Comercial del Motor, Fare, Federal Mogul, Filtros Cortés, Grupo Ghibaudi, Grupo Recalvi, Hella, Icer, Ital, Krafft, Medinabí, Motortec Automechanika Madrid, National Netherlanden, Posventa.Info, Sacorauto, Tab, Talleres en Comunicación, Tudor Batteries, Zapos y ZF.