Arval ofrece estos días en el Salón de Flotas de Madrid AOS, un servicio de externalización total para llevar a cabo un acompañamiento y asesoramiento continuo a la empresa, asumiendo el buen funcionamiento de los servicios relacionados con el conductor y su movilidad.

El tiempo perdido en visitas a concesionarios para elegir el modelo de coche o colgado al teléfono para tratar de solucionar dudas o necesidades de los conductores suponen desviar la atención del core business, cuando son tareas que pueden dejarse en manos de un especialista, que garantiza no sólo un ahorro en los costes operativos sino en el tiempo dedicado a cada proceso.

La firma no sólo se encargará de la elección de los vehículos, los pedidos y las entregas, sino también de la gestión del día a día de sus conductores, proporcionando asistencia directa las 24 horas del día los siete días a la semana, ayudándoles en el uso de herramientas y aplicaciones, encargándose de las autorizaciones para las reparaciones, de las citas previas con el taller, de las devoluciones del coche, etc.

También se convertirá en un soporte administrativo para la empresa, como si fuera su gestor de toda la vida, asumiendo todo el reporting de operaciones, la gestión de multas, de la retribución en especie e incluso, la puesta en marcha de planes de acción en aspectos tan sensibles como la seguridad vial.

En los últimos años la conquista de nuevos mercados en el exterior se ha convertido en palanca de crecimiento del tejido empresarial español hasta el punto que casi la mitad de nuestra compañías ya registra actividad fuera de España.

Arval presenta por ello un servicio de apoyo y asesoramiento a la internacionalización: a través de One Fleet, la compañía puede llevar adelante su estrategia de internacionalización, dejando nuevamente en manos del especialista la gestión de flota de acuerdo a sus objetivos estratégicos, con la confianza que le brindará un servicio homogéneo en todos los países en los que la empresa esté presente.

Con este servicio, disponible para empresas con flotas a partir de 100 vehículos, Arval garantiza el conocimiento en profundidad del nuevo mercado, además de proporcionar las mejores condiciones de contratación, al repercutir los beneficios de la economía de escala que proporciona una red internacional que gestiona más de tres millones de vehículos en el mundo.

Asimismo, al replicar el mismo modelo de gestión que en la central, asegura que todos los servicios de movilidad comparten los mismos estándares de calidad e incluso cuentan con herramientas digitales, como Fleet View, que harán más fácil la toma de decisiones al gestor desde la oficina central.