La conferencia “Taller 4.0: servicios de mantenimiento y reparación en el negocio del internet de las cosas” ha dado el pistoletazo de salida a Autopromotec Bolonia, señalando cómo en el taller del futuro el vehículo está conectado a Internet y los datos del coche son registrados y transmitidos continuamente, con información sobre el estado y los fallos de cada componente del vehículo.

Desde Gipa han señalado algunos aspectos a destacar del mercado de automoción. Por ejemplo, que el crecimiento potencial de parque automovilístico se sitúa fuera de Europa; destacaron la explosión del parque circulante chino com un evento único en la historia de la automoción y el hecho de que el parque circulante en los mercados emergentes será una gran oportunidad de negocio para la posventa en años venideros. También comentaron que los motores diésel son específicos de mercados europeos, en especial el español y el francés, que el kilometraje anual es mucho mayor en los países emergentes que en Europa, donde tiende a decrecer o que el “do-it” está descendiendo en todos los mercados.

Por su parte, desde Egea también señalaron como tendencias de futro en la reparación la conectividad, la formación, la especialización, los servicios de valor añadido y el márketing.

Franco Fenoglio, presidente de Scania Italia, mostró cómo un mundo interconectado puede mejorar la vida. Por ejemplo, estaciones de control específicamente diseñadas pueden actuar con vehículos autónomos para reducir el tiempo y el proceso del transporte de mercancías. Por su parte, Pietro Berardi, presidente de Posventa de Nissan USA comentó cómo la digitalización es Estados Unidos es mayor que en Europa. Según Berardi, en un corto plazo de tiempo se comprarán coches por internet. “El mundo cambia, 6 de cada 10 consumidores estadounidenses compran online. Y en posventa, Amazon es capaz de suministrar más de 2 millones de piezas al año, aproximadamente, un 20% más baratos que la distribución tradicional”.

Por último, Eugenio Razelli, consultor industrial, declaró que no necesitamos esperar a 2050 para ver cambios radicales en la movilidad, sino que en 2025 todos los vehículos se conectarán entre sí. “La evolución no sólo implica a toda la cadena de suministro, sino también a las instituciones para dar incentivos que faciliten el progreso”, explicó.

Como colofón a la reunión, la feria presentó su concepto Taller 4.0. Desarrollada en colaboración con Accenture, permite al visitante ver cómo será el futuro del negocio de la reparación, qué tecnologías estarán disponibles y cómo cambiarán los roles de los profesionales de la reparación.