La división Automotive Aftermarket del Grupo Bosch continúa incrementando la cobertura de su gama de filtros para el segmento de vehículos industriales.

Buena muestra de ello es la reciente ampliación de referencias de filtros secantes, que tienen como función deshumidificar el aire de los sistemas de aire comprimido que se utilizan en la seguridad, suspensión, tracción o apertura de puertas (por ejemplo, en los autobuses).

Esto permite mejorar la eficacia de su funcionamiento y evitar que se produzcan costosas averías.

Además de la versión estándar, Bosch ofrece también la gama de filtros secantes con separador de aceite integrado, para un sistema de aire comprimido más limpio y seco.

Esta opción incrementa asimismo la duración del material desecante, protege las juntas y válvulas del agresivo vapor de aceite y contribuye al cumplimiento de las normativas europeas Euro V y Euro VI.

Los vehículos industriales incorporan complejos sistemas tecnológicos en los que los filtros desempeñan un importante papel, contribuyendo de esta forma a mejorar el rendimiento, la economía, la fiabilidad y la duración de servicio del vehículo.

Como proveedor de sistemas para la gestión completa del vehículo, Bosch posee una dilatada experiencia en sistemas de filtración, con la ventaja de que no sólo desarrolla piezas individuales, sino sistemas completos y, por consiguiente, sabe exactamente qué filtros son los más adecuados para cada motor.

Gracias a una gama de aproximadamente 1.900 modelos distintos de filtros, Bosch proporciona una amplia cobertura para la mayoría de vehículos. De igual modo, constantemente está introduciendo nuevos avances para ampliar su gama.

Actualmente, hay disponibles filtros Bosch para los principales fabricantes de vehículos industriales del sector del recambio, que gozan de una amplia aceptación por su calidad de equipo original y amplitud de referencias.