El negocio relacionado con la movilidad del Grupo Bosch está creciendo considerablemente más rápido que el mercado mundial de automoción. De hecho, como asegura Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH, Bosch está asumiendo un papel de liderazgo en la transformación que está a punto de sacudir al sector de automoción. Automatización, electrificación y conectividad.

 

El área empresarial Mobility Solutions espera lograr un crecimiento de ventas en 2015 de alrededor del 10%, un 5% después de los ajustes derivados de los efectos del tipo de cambio. En el mismo período, la producción mundial de vehículos sólo aumentará marginalmente. Una de las razones del éxito de Bosch es la tecnología de combustión eficiente.

Este año, el proveedor de tecnología y servicios venderá un 15% más de sistemas de inyección directa de gasolina y un 10% más de sistemas diésel de alta presión. Las ventas de los sistemas de seguridad, ESP, también crecerán una vez más en un 25%.

"Nuestra fuerza innovadora presente en todas las crecientes tendencias del sector de la movilidad nos está ayudando a conseguir nuevos grupos de clientes y a aprovechar las oportunidades de negocio más allá de la industria del automóvil", afirma Denner.

De cara al presente Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, Bosch muestra soluciones e innovaciones en los crecientes campos de la conectividad, la automatización y la electrificación.

Recordemos que cada año Bosch invierte cerca de 400 millones de euros en hacer que la electromovilidad sea una realidad. Esto es algo que ya está a la vuelta de la esquina, según subrayó Denner, quien vaticinó un posible avance en la innovación de la tecnología de baterías.

Tras la reciente adquisición de la empresa estadounidense Seeo Inc. (Hayward, CA), Bosch posee ahora una tecnología esencial en el área de las innovadoras células de estado sólido. Esta tecnología complementa los desarrollos que la empresa ha alcanzado junto a sus socios japoneses GS Yuasa y Mitsubishi Corporation.