Bosch ha comprado Splitting Fares Inc. (SPLT), una start-up estadounidense que opera una plataforma que permite a las empresas, universidades y autoridades municipales ofrecer servicios de viaje compartido a sus empleados. El enfoque B2B está diseñado especialmente para los viajeros habituales. SPLT utiliza una aplicación para conectar a personas que comparten el mismo trayecto a su lugar de trabajo o estudio. Un algoritmo encuentra la mejor composición para el viaje compartido y calcula la ruta más rápida. Unos 140.000 usuarios en Estados Unidos, México y Alemania utilizan ya este servicio.

El ‘ridesharing', en el que los servicios digitales y las aplicaciones se utilizan para compartir vehículos y organizar el uso compartido de coches y taxis, es un mercado en crecimiento en el sector de la movilidad conectada. Para el año 2020, se espera que el número de personas en todo el mundo que utiliza los viajes compartidos aumente un 60%, hasta alcanzar los 685 millones (fuente: Statista).

Hasta la fecha, la mayoría de estos servicios se han dirigido a personas que viajan en una misma dirección o que desean reservar un viaje de improviso. No se han centrado tanto en las empresas y los viajeros diarios. Es precisamente aquí, donde existe un gran potencial. Un problema adicional es que los conductores suelen ir solos en sus coches. El vehículo compartido (‘carpooling') es la excepción y donde entra en juego la solución de SPLT.

Las reservas se pueden hacer de improviso o por adelantado. Los horarios de llegada se muestran en tiempo real y los costes se comparten entre colegas y se cobran online. El servicio B2B está destinado a usuarios que hacen la misma ruta diaria. Una ventaja es que los viajes son compartidos por colegas, lo que significa que los usuarios nunca tienen que subir al coche con completos desconocidos.

Los autobuses de empresa también se pueden integrar en la aplicación y, de esta manera, se pueden utilizar de manera más flexible y eficiente. El resultado es un desplazamiento al trabajo y de vuelta a casa sin estrés, a bajo coste y con poco impacto medioambiental. Las empresas también pueden desempeñar un papel importante en la reducción del volumen de tráfico. En los próximos años, se espera que el número de usuarios de SPLT aumente exponencialmente, incorporándose también nuevas regiones. Dentro de Bosch, sus empleados en México ya están usando la aplicación y se prevé extender su utilización a toda la compañía.