Bosch pone a disposición de sus clientes su primera propia ‘nube', ubicada en Alemania, para los servicios basados en la web. Así, mediante la “Bosch IoT Cloud” (Nube para el Internet de las Cosas), el grupo ejecuta varias aplicaciones para su movilidad conectada, las industrias conectadas y los negocios de edificios conectados.

Sin duda, opina Volkmar Denner, CEO de Bosch, la “Bosch IoT Cloud” es la última pieza del rompecabezas que completa nuestra experiencia en el campo del software. “Ahora somos un proveedor de servicios completo para la conectividad y el Internet de las Cosas”, argumentó.

Recordemos, de hecho, que Bosch es la única empresa del mundo que está activa en los tres niveles del llamado Internet de las Cosas. Brinda tecnologías clave que permiten la conectividad, tales como sensores y software, y también está desarrollando nuevos servicios sobre esta base. “Un factor importante para el éxito de las soluciones conectadas es su escalabilidad. Los modelos de negocio deben ser capaces de crecer rápidamente cuando sea necesario”, agregó Denner.

La “Bosch IoT Cloud” incluye la infraestructura técnica, así como las ofertas de plataforma y software. Para empezar, el proveedor de tecnología y servicios va a emplearla en sus procesos internos. A partir de 2017 también estará disponible como un servicio a otras empresas.