Juan Ramón García (BBVA Research) realizó una panorámica de la situación económica en Cataluña y España y su entorno europeo, señalando que en 2017 se vaticina un crecimiento débil e incertidumbre mundial. García explicó que el crecimiento esperado para España será del 3,1% y podría situarse en el 2,5% en 2017, por encima de la media europea, pero recomienda cierta cautela ante una cierta desaceleración influida por aspectos como el Brexit o el menor crecimiento global.

Tras él, Fernando López (Gipa) aportó cifras sobre el sector en Cataluña, una Comunidad Autónoma en la que el PIB es algo superior al resto de España pero que el número de coches por hogar es algo inferior al resto de España, debido a que el ratio de motos es algo mayor. El ponente comentó que el parque de marcas como Seat, Volkswagen o Nissan es algo mayor en Cataluña que en el resto de España, lo que influye en los stocks de los recambistas. Asimismo, la edad media del parque es de 10,2 en Cataluña (frente a 10,6% del resto de España) y que el 15% de los coches en Cataluña tiene menos de 3 años (frente al 12% del resto de España).

El responsable de Gipa aportó otros datos: en Cataluña hay más coche nuevo, más de gasolina, más VO comprado en el canal marquista y algo menos de kilómetros anuales que en el resto de España. También hay una mayor proporción de vehículos a todo riesgo, con lo que se repara más, pero estas reparaciones se suelen ir al canal marquista. Asimismo, apuntó que el número de entradas a taller al año en Cataluña es sensiblemente menor (1,43) que en el resto de España (1,74%) y la cuota del canal marquista ligeramente superior al de otras Comunidades Autónomas (22% frente al 20%).

En lo referente a Internet, sólo el 10% de los usuarios han comprado a través de Internet algo relacionado con el automóvil “y en ese porcentaje se incluyen los accesorios del vehículo, por lo que el negocio de la posventa lo movéis vosotros, no está aún en Internet”, ha destacado.

López también explicó un dato espeluznante: la media de cuantas abiertas a distribuidores por parte del taller en Cataluña es de 5,4. Bastante superior a la media española: 3,1. “El taller tiene interiorizado que si le entran cinco coches al día, necesita cinco repartos, y eso supone muchos costes logísticos a la distribución”, comentó. Una última conclusión. ¿Los talleres son fieles? Pues entre el 50 y el 60% de las compras de un taller se la da a su principal distribuidor. El resto de las compras la reparte entre el resto de distribuidores con los que tiene abiertas cuentas. En este sentido, la media es similar al resto de España.