La transformación digital es un hecho patente en todos los ámbitos de la sociedad y, por supuesto, en el mundo de los negocios. En este contexto, Connection Soft Service (CSS) menciona en su blog la intervención en un foro sobre digitalización de Rik Vera, co-fundador de Nexxworks, consultora especializada en ayudar a empresas en innovación y gestión del cambio, para quien las empresas han subestimado la velocidad del cambio y por eso la digitalización nos está golpeando antes de lo que habíamos previsto. Por ello, considera en cuanto a la adopción de tecnología que, los que quieran sobrevivir, deben cambiar de velocidad lineal a exponencial.

En este sentido, el responsable de Nexxworks situó a Kodak como ejemplo de una compañía que vio las señales de la digitalización pero que no reaccionó a tiempo. Kodak existió durante 120 años e inventó la fotografía digital, pero no creyó en su propio invento. Según Vera, la compañía tenía una manera lineal de pensar: creyó que los fotógrafos profesionales nunca se pasarían al mundo digital. El final de la historia llegó en 2012, cuando Kodak se declaró en bancarrota.

Mirando hacia adelante, el experto insistió en que el mundo está cambiando rápidamente. Prueba de ello, por ejemplo, son los desarrollos en los vehículos autónomos, presentados por Google en 2013 con la expectativa de que podrían estar en las carreteras para 2035. Pero los ingenieros del gigante de Internet se equivocaron, pues esos vehículos ya se vienen probando en carretera desde 2015 y turismos de nivel 3 de autonomía ya son una realidad, como el nuevo Audi A8. “2035 es hoy. El futuro viene a nosotros”, aseguró.

Asimismo, Vera señaló que las empresas no necesitan una estrategia digital, sino una estrategia para un mundo digital, centrada en el cliente y la demanda. El mayor disruptor para los negocios “es el propio cliente, que está cambiando debido a la digitalización. No es lo digital ni lo tecnológico lo que está cambiando el modelo de negocio, sino nuestro propio comportamiento”, aseguraba el responsable de Nexxworks, para quien el cliente se ha convertido en el centro del universo. “Las empresas tienen que venir a mí con la propuesta adecuada, el servicio correcto, por el canal apropiado, en el momento justo y con el oportuno tono de voz. Ése es el reto”.

En este mundo hiperconectado, añadió, “el negocio ya no es B2B o B2C, sino H2H, humano a humano. Queremos que la empresa se convierta en un amigo, en una persona con la que podamos hablar y en la que podamos confiar”. En este punto, toman especial relevancia para el taller aspectos como la Recepción Activa, que facilita la herramienta iTaller de CSS, una solución de gestión diseñada para trabajar sobre iPad y dispositivos Android orientada a la gerencia de la empresa, la evaluación de trabajos en curso y el análisis de resultados. “Pero, sobre todo, una herramienta que mejora la calidad de la atención al cliente, la percepción del taller y su imagen de profesionalidad”, destacan desde CSS.