La semana que viene, España celebra Semana Santa, lo que se traduce en más de 15,5 millones de desplazamientos. De viajes al pueblo, a la playa, al monte, a ciudades con tradición religiosa o no. Pero el verdadero viaje empieza la semana previa. Seguro que ya has pensado qué equipaje vas a llevar, pero, ¿has pensado cómo equipar tu coche? Para que estas vacaciones no sean un calvario, la asociación Aeca-ITV propone en su blog 14 consejos:

  • Visitar la web de Aeca-ITV. (). Con un sólo clic despejan tus dudas.
  • También las páginas webs de la DGT y AEMET. Conviene saber el estado de las carreteras, las horas punta, el tiempo previsto.
  • ¿Cómo está tu coche? Las ITV salvan vidas o averías incómodas que complican el viaje. Pon a punto tu vehículo. Según estudios solventes está demostrado que gracias a la labor que se hace desde la ITV se evitan al año 170 víctimas mortales, cerca de 11.000 heridos de distinta consideración y al menos 11.000 accidentes de tráfico.
  • Equipa tu vehículo. Tan importante o más que hacer la maleta. Que se te olvide el bañador o las botas de monte, da igual. Que no lleves cadenas o triángulos señalizadores o rueda de repuesto puede costarte un disgusto, además de incumplir la normativa. Apunta también gato, herramientas, fusibles de repuesto, bombillas… Otros elementos como las pinzas por si falla batería o cargador de móvil no son obligatorios, pero es mejor llevarlos. El viaje se sabe cuándo empieza, pero nunca cuándo acaba.
  • Comprueba que llevas la documentación necesaria: carnet de conducir, permiso de circulación, la tarjeta de inspección técnica del vehículo con el último informe de la ITV, y la pegatina correspondiente pegada en el parabrisas. Es recomendable llevar todos los teléfonos importantes de servicio o asistencia en el camino. Un mapa o GPS que incluya puntos de asistencia o gasolineras es también recomendable.
  • ¡No hay prisa! Allí donde vayas te esperan. Respeta los límites de velocidad, por ti y por el resto de conductores y usuarios de la vía. Además, la Semana Santa viene con premio y a los habituales radares fijos se le suman los radares móviles y helicópteros que controlarán la velocidad con la que circulamos.
  • ¿Todos con el cinturón? ¿También detrás? Su uso es obligatorio. Pero más que una obligación legal, es una cuestión de sentido común y de lógica.
  • Mantén siempre la distancia de seguridad, circula siempre por tu derecha, excepto para adelantar, volviendo lo antes posible a este carril. Eso sí, previa señalización. Revisa que tus intermitentes funcionen.
  • Seguimos con las luces. Si vas a conducir de noche, revisa los faros para disfrutar de buena visibilidad -para ver y hacerse ver- en caso de conducción nocturna. ¿Sabías que casi el 40% de los fallecidos en accidentes de circulación se producen durante el crepúsculo y la noche?
  • En abril… aguas mil. Y este año también en marzo. Por eso, los limpiaparabrisas son más necesarios que nunca. En su revisión el depósito debe estar completamente lleno de agua o liquido limpiador. El estado de las escobillas de los limpiaparabrisas -delanteros y traseros- es importante. Ante grietas o pérdida de elasticidad, se deben sustituir.
  • Elementos de seguridad. No pretendemos hacer una guía exhaustiva, pero sí ayudar con unos pequeños consejos básicos para decidir mejor en la elección de un vehículo. Imprescindibles: Sistema de control electrónico de estabilidad (ESP); reposacabezas con ajuste adecuado; sistema avisa cinturones en al menos plazas delanteras; Airbag frontales y laterales y luces de circulación diurna.
  • Prohibido hablar con el móvil sin manos libres. Recuerda que la carretera estará controlada con cámaras que son capaces de detectar si lo estamos utilizando mientras conducimos.
  • No contamines. Ayuda a salvar el medio ambiente porque aunque no te lo creas, también depende de ti. ¿Sabías que entre los defectos graves más comunes están los relativos al exceso de emisiones contaminantes (13,3%)?
  • Empieza la temporada alta de caravanas y remolques. No te olvides de tenerlos a punto. Y recuerda que para caravanas remolcadas la primera inspección es a los seis años, y después bienal.