El Clepa Innovation Award 2017 celebra la excelencia de tecnologías y soluciones innovadoras desarrolladas por proveedores de automoción y fabricantes de vehículos en las categorías de Medio Ambiente, Seguridad, Conectividad y Automatización, así como Cooperación. Continental, Flex, Huber Suhner y NVidia se adjudicaron la victoria en las respectivas categorías.

Por segundo año consecutivo, la Asociación Europea de Proveedores de Automoción (CLEPA) organizó, el pasado julio, el “Premio Clepa a la Innovación”, en colaboración con Deloitte y conjuntamente con la asamblea anual de la asociación. En esta edición, el jurado internacional tuvo que evaluar 56 innovaciones de 31 empresas.

Medio Ambiente:

  • Primer premio 'ex-aequo': Continental, "48V Belt Starter Generator", y Huber Suhner, "Sistema de Carga de Alta Potencia".
  • Segundo premio: Wabco, “AutoTail”.
  • Tercer premio: MCE-5 Development, "VCRi Variable Compression Ratio technology".

Seguridad:

  • Primer premio: Continental, "Road Condition Observer"
  • Segundo premio: IEE, “VitaSense”
  • Tercer premio: Wabco & ZF, "Evasive Maneuver Assist para Camiones".

Conectividad y automatización:

  • Primer premio: Nvidia, “PX2 Drive”.
  • Segundo premio: Robert Bosch, "Sistema de freno redundante para la conducción automatizada"
  • Tercer premio: Flex, "Smart Gateway Module".

Cooperación:

  • Primer premio Flex & Volkswagen, "Smart Gateway Module".
  • Segundo premio: Wabco & ZF, "Evasive Maneuver Assist para camiones"
  • Tercer premio: Inteva & Mercedes, "Techo Estructural Integrado Panorámico"

En su discurso, el presidente de CLEPA, Roberto Vavassori, agradeció a todas las empresas participantes y se centró en la importancia de la industria europea de proveedores y su continuo compromiso para impulsar la innovación y la tecnología. “Los proveedores europeos están definiendo el futuro de la movilidad. Todas las innovaciones en el sector del transporte son inventadas, desarrolladas y fabricadas por nuestra industria, en pos de una forma más sostenible y más segura de trasladar personas y bienes. El flujo constante de las inversiones sostenidas en actividades de I D, más de 22.000 millones de euros en 2016, es la mejor garantía para el futuro de nuestras empresas tanto en términos de impacto medioambiental como de empleo”.