ContiTech ha firmado un memorandum para iniciar la instalación de una nueva planta de fabricación en Qingdao, China, dedicada principalmente a la fabricación de manguitos. La compañía prevé una inversión inicial de 20 millones de euros para una planta de 15.000 metros cuadrados.

En los próximos cinco años, la producción existente de manguitos para los circuitos térmico y de refrigeración se irán trasladando progresivamente a esta nueva localización, situada a unos pocos kilómetros de la ubicación actual. Dependiendo del desarrollo del mercado, la compañía contempla un plan de crecimiento para esta fábrica que se completaría en 2020.