El acuerdo de colaboración firmado entre Repsol y SsangYong España servirá para promocionar el uso de vehículos propulsados por Autogas. Esta cooperación establece, según informa el fabricante surcoreano, que Repsol incorporará varios Tivoli propulsados por Autogas a su flota de carsharing corporativo.

Pero la compañía petrolera también prestará colaboración técnica para el desarrollo, optimización del rendimiento y consumos de los motores que emplean esta tecnología. Junto con SsangYong, también promocionará los beneficios del Autogas en el ámbito comercial.

Las versiones bifuel del Tivoli y del XLV están equipadas con dos depósitos, uno de gasolina y otro de gas, pudiendo circular indistintamente con ambos combustibles, con una autonomía superior a los 1.000 kilómetros. El ahorro por kilómetro al emplear Autogas puede llegar hasta el 40%, manteniendo un nivel de emisiones contaminantes inferior a las versiones equivalentes alimentadas por combustibles tradicionales y con las mismas prestaciones.