El Espíritu de Montjuïc, cuya cuarta edición tendrá lugar del 4 al 6 de abril en el Circuit de Catalunya, sigue perfilando la convocatoria y va desvelando novedades. La última es que acogerá, dentro de su amplísimo programa de carreras para clásicos, la segunda cita puntuable de las ECOseries.

Las ECOseries son el primer campeonato europeo en circuitos permanentes destinado a coches equipados con nuevas tecnologías y respetuosos con el medio ambiente. Sus competiciones se basan en la conducción eficiente, el ahorro energético y las energías alternativas. El de Montjuïc es el primero de estas características que se celebra en España y uno de los primeros de Europa.

De esta manera, el Espíritu de Montjuïc, un espectáculo pensado para todos los públicos, sexos y edades, contará con un nuevo aliciente para los espectadores: comprobar las evoluciones de los coches del futuro en una lucha que más que contra el cronómetro será contra el consumo y las emisiones y a favor de la regularidad y la eficiencia energética.

Entre la flota de participantes está una categoría reservada a vehículos eléctricos, lo que de algún modo establecerá un claro contraste entre la tradición y las prestaciones de los monoplazas y los automóviles de competición clásicos, con las últimas realizaciones de las marcas basadas en el respeto al medio ambiente y la modernidad.

Las carreras en la pista y el abundante programa paralelo de actividades en el paddock para pasar un fin de semana diferente, disfrutando del mayor museo de la competición en vivo que se pueda imaginar, será un auténtico regreso al futuro, como lo era la célebre película de Robert Zemeckis en la que un adolescente, Martin McFly (interpretado por Michael J. Fox), es enviado accidentalmente de una época a otra estableciendo una trama que pronto consigue la complicidad del espectador.

Un DeLorean DMC-12, igual al utilizado por McFly en el film, presidirá el parque de vehículos de las ECOseries, en un claro guiño a esta comparación a la que obligan los tiempos. Recordemos que ese vehículo fue el único modelo fabricado por DeLorean Motor Company y era un deportivo con apertura de las puertas tipo alas de gaviota y carrocería de acero inoxidable.

El primer DeLorean se construyó en 1981 en la fábrica que la compañía tenía en Irlanda del Norte, aunque era un producto pensado para el mercado estadounidense.

Las entradas para el Espíritu de Montjuïc podrán comprarse en las taquillas del Circuit de Catalunya durante los días del "revival", aunque la novedad de este año son los precios económicos de la compra anticipada a través de www.espiritudemontjuic.com, Atrápalo, El Corte Inglés y la web del Circuit de Catalunya.