Hurtan nació en un taller de chapa y pintura de Granada donde Juan Hurtado González dedicaba su tiempo libre al sueño de construir su propio coche. El primer diseño nació entre 1988 y 1990, el Hurtan T2, un biplaza con techo de lona que utilizaba componentes del Renault Clio, como los motores 1.2 y 1.4 de 60 y 80 caballos, que se vendía entre dos y 2,5 millones de pesetas, recoge una amplia información del periódico Expansión.

Después de 35 años, los Hurtan se continúan haciendo de forma artesanal, sólo bajo pedido y siguiendo las indicaciones de su propietario. Ahora, la empresa The South Factory GR, gestionada por los hijos de Juan Hurtado González, mantiene la marca Hurtan y la sede en la localidad granadina de Santa Fe, donde en unos 3.000 metros cuadrados cuentan con talleres, cabina de pintura y oficinas.

Con una facturación de unos 600.000 euros y ocho trabajadores, la firma trabaja en la producción del nuevo modelo Author, del que ya tienen más de 30 pedidos. Aunque sus principales mercados son España, Alemania, Francia, Italia, Portugal, Suiza, Italia y Rusia, la empresa tiene ya contactos avanzados para distribuir en Arabia Saudí, Bahrein, Dubai, India y China.