Cesvimap, a través de su programa Promass, que busca soluciones para la gestión rentable del taller con un análisis de cómo desarrollar más eficientemente el negocio, contará con la participación de Nimo Gordillo Automóviles, concesionario oficial Toyota en Sevilla y con instalaciones en Sevilla capital, Dos Hermanas (Sevilla) y Huelva.

El objetivo de esta compañía es mejorar la eficiencia y rentabilidad en las áreas de carrocería y pintura. Por ello, ha confiado en Promass, un programa que se centra en la creación de valor para el cliente de la forma más rentable y sostenible en el tiempo.

Esta acción estudia cómo mejorar el negocio a partir de diferentes ángulos: entorno productivo, medios disponibles, gestión de procesos y gestión de personas. Además, completa otras emprendidas por el propio concesionario, con las que mejorar la competitividad general de su actividad.

La forma de proceder de Cesvimap se divide en dos etapas: en primer lugar, recopila toda la información y los datos relativos al negocio de reparación; en segundo, ya en las instalaciones del taller, examina los procesos tecnológicos, productivos, de gestión y administración.

El análisis transcurre desde que el cliente deja su vehículo en el taller, examinando el proceso completo de reparación, hasta que le es devuelto. A su vez, se analiza su grado de satisfacción respecto al trabajo realizado.

En el informe final de resultados, Cesvimap le indica al taller qué posibilidades existen para optimizar y redimensionar sus recursos. Le da un enfoque sobre qué estrategias resultan más certeras para orientar sus acciones hacia la mejora de resultados. Mejorar la competitividad es la vía más adecuada para garantizar un incremento de rentabilidad, sostenido a medio y largo plazo.