El proyecto de Superficies con Interacción Háptica de Continental ha recibido el premio “Best of Best” en el Automotive Brand Contest 2016, el concurso internacional de diseño de marcas de automóviles. Con este premio, el German Design Council reconoce el trabajo de Continental en la integración de la interfaz hombre-máquina.

Este nuevo concepto se compone de una pantalla Full-HD TFT de 12.3” y un panel de entrada (touchpad) donde se interactúa a través de una experiencia táctil. Cuando el conductor realiza una pulsación en el panel táctil, éste proporciona una respuesta en forma de impulso que se puede sentir en la yema del dedo. Por lo tanto, el conductor puede accionar el sistema desde el touchpad casi sin mirar, lo que reduce la distracción del conductor y mejora la seguridad al volante.

El sistema se controla de forma intuitiva debido al comportamiento aprendido en la operación sobre superficies sensibles al tacto, como smarphones y tablets. En este caso, el conductor recibe la asistencia de la respuesta háptica activa: el reconocimiento de la presión ejercida (o “detección de presión”) asegura la diferenciación entre un toque accidental y un verdadero comando operativo. A esto se suma la seguridad que ofrece la asistencia de búsqueda táctil, ya que cuando el conductor pasa un dedo sobre el touchpad o la barra de favoritos, la respuesta háptica proporciona información sobre las opciones y limitaciones de los elementos operativos o de la propia pantalla.

Este tipo de “asistencia táctil” ayuda al usuario a desplazarse por largas listas o por el menú de navegación. Además, el sistema proporciona al conductor confirmación de una entrada aceptada con éxito por medio de pulsaciones sensibles al tacto. El reflejo de la información de la pantalla en el touchpad mediante respuestas táctiles activas aporta al conductor la sensación de ser capaz de tocar y controlar cada elemento de la pantalla sin una gran pérdida de atención.

Esta tecnología es completamente escalable, lo que significa que se puede adaptar a diferentes tipos de vehículos con distintos tamaños de dispositivo. Asimismo, las características y la intensidad de la respuesta háptica se pueden configurar libremente, lo que permite que cada fabricante personalice su funcionamiento en función de sus prioridades e, incluso, se podrían adaptar a diferentes estilos de conducción o situaciones de funcionamiento.