El RACC ha ampliado sus servicios con la puesta en marcha de su primer macro taller urbano, situado en el barrio de Poble Nou de Barcelona. Con el Centro RACC Auto, el automóvil club traslada al taller su experiencia en la asistencia en carretera, donde es especialista en la reparación en el mismo lugar donde se producen las averías. Aunque este es su primer taller urbano, el Club dispone desde 2012 de un centro especializado en chapa y pintura en l'Hospitalet de Llobregat.

El RACC ha hecho una inversión de más de un millón de euros y espera alcanzar los 8.000 servicios en 2018. Con la puesta en marcha del nuevo taller, el Automóvil Club ha creado 14 nuevos puestos de trabajo y, a la vista de los resultados, estudiará la expansión de este nuevo modelo con la creación de nuevos centros en otras ciudades de Cataluña.

Las nuevas instalaciones cuentan con 1.200 metros cuadrados de un espacio total de 2.300 donde el RACC también ha instalado una de sus bases de asistencia. El taller ofrece servicios de mantenimiento, revisiones pre-ITV, neumáticos, frenos, electricidad, climatización, mecánica, etc.

Desde la cita previa online o telefónica hasta las intervenciones a domicilio de cambio de neumáticos y baterías, el RACC ha evolucionado el concepto de taller mecánico para ofrecer una experiencia de cliente nueva y diferente de las de los talleres tradicionales. Ha creado un taller equipado con la tecnología más avanzada donde los mecánicos trabajan en un entorno limpio, ordenado y bien organizado, similar al de un laboratorio de ingeniería.

Dispone de un espacio de atención al público climatizado, con WiFi y totalmente acondicionado, donde el cliente espera mientras el equipo técnico del RACC hace el diagnóstico de su vehículo y el equipo de atención al cliente prepara un informe detallado del servicio solicitado, que siempre se realiza con presupuesto anticipado.

Además, el nuevo taller cuida el medio ambiente, ya que el reciclaje, el ahorro de energía y los criterios de protección medioambiental están presentes en toda la actividad del Centro. Igualmente, mecánicos especialistas en la reparación de vehículos eléctricos e híbridos, una flota de vehículos de sustitución, que incluye coches con motorizaciones de bajas emisiones y bicicletas eléctricas, y un Punto RACCBici, de uso gratuito y equipado con herramientas para la autoreparación, son algunos ejemplos de la apuesta del RACC por una movilidad más limpia y sostenible.