El sector de automoción ha transportado cerca de 2,9 millones de vehículos nuevos en 2015 a través de los puertos españoles, lo que representa un 17% más que en el año anterior. Así lo muestra un informe de ANFAC elaborado con datos de Puertos del Estado, que refleja que tanto la exportación de vehículos como el incremento del mercado interior, son las causas que explican este incremento del transporte de vehículos y piezas en la actividad portuaria.

El volumen total de vehículos transportados a través de todos los modos alcanzó en 2015 los 5,1 millones de unidades, distribuidos un 42% por vía marítima, un 42,7% por ferrocarril y un 15,3% por carretera. “Por lo tanto, el transporte marítimo se configura como un modo fundamental para el sector del automóvil”, destaca ANFAC.

Los puertos que se han valorado en el Informe suponen el 90% de ese tráfico. Por orden de importancia, destacan en el ranking Santander (404.252 vehículos), Valencia (334.808), Tarragona (44.895), Barcelona (560.230), Pasajes (219.887), Sagunto (167.977), Vigo (406.287) y Málaga (44.533).

Entre otras conclusiones, el indicador global apunta a que hay satisfacción en el funcionamiento de los puertos con un resultado de 4,1 sobre 5, aunque los resultados de 2015 presentan menor dispersión agrupándose sobre valoraciones más altas. Según el documento, “el trabajo conjunto de fabricantes y Comunidad Portuaria está dando sus frutos” y, además, “se pone en valor la proactividad de los puertos hacia la calidad en el transporte de vehículos”.

Igualmente, los puertos que transportan el 79% de los vehículos nuevos han obtenido una valoración satisfactoria; sin embargo, la falta de acceso de ferrocarril al puerto es la razón que más se penaliza. En este sentido, todavía quedan áreas de mejora, como el incremento de la flexibilidad en los servicios a precios competitivos, potenciar más la formación del personal que manipula los vehículos, mayor disposición de información por parte del fabricante en relación con los daños a los vehículos en cada fase de la cadena de transporte y seguir avanzando en la conectividad de los puertos.