El mercado de vehículos eléctricos alcanzó unas ventas de 1,2 millones en el mundo por primera vez el año pasado, con más de 165 modelos disponibles. China lidera el mercado con una cuota de mercado del 48%, seguido de Europa con un 26%, según datos de Frost & Sullivan recogidos por Faconauto. En los últimos seis meses, más de diez fabricantes han anunciado futuros planes de lanzamiento de eléctricos, de forma que tienen ahora un potencial de mercado de unos 25 millones de unidades que se venderán en 2025, gracias a más de 400 modelos disponibles.

Frost & Sullivan basa sus cálculos teniendo en cuenta que la Gigafactory de Tesla funciona ahora a un ritmo del 35% de su capacidad y pretende producir 50 GWh de baterías en 2018. A plena capacidad, fabricará 150 GWh que alimentarán un equivalente de 1,5 millones de vehículos, con una capacidad de 100 kWh. Es probable que Toyota, Fisker y BMW sean los primeros fabricantes en adoptar estas baterías en sus vehículos eléctricos para el año 2023.

Por otro lado, la consultora apunta que, actualmente, la densidad de las estaciones de carga es alta en áreas o regiones limitadas, donde la venta de eléctricos es también más alta. Además, es probable que los vehículos eléctricos vayan a costar lo mismo que los coches convencionales para 2020. Entonces, la industria ya no requerirá apoyo financiero de los gobiernos para regularizar el precio en forma de incentivos.

En este contexto, dice Frost & Sullivan, las compañías de energía y petroquímica han comenzado a invertir en el establecimiento de estaciones de carga de vehículos eléctricos, ya que es probable que sean los mayores beneficiarios del mercado de vehículos eléctricos. Shell adquirió el mayor operador de infraestructura ‘The New Motion' en los Países Bajos, que posee una red de 30.000 estaciones de carga.