Las alergias influyen directamente en la calidad de vida de las personas, ya que el 85% de los pacientes con alergia padece cansancio, mientras que un 57% presenta problemas para conciliar el sueño. Endado.com, tienda online de recambios, ofrece unas claves básicas para garantizar una conducción segura para los alérgicos:

  • Si tomas antihistamínicos consulta con tu médico, puesto que en algunas ocasiones pueden producir somnolencia. Asimismo, es recomendable comenzar el tratamiento dos o tres días antes de iniciar un viaje ya que los efectos sedativos disminuyen al adaptarse el organismo
  • Los niveles de polen no son los mismos a lo largo del día. Procura planificar bien los desplazamientos, evitando realizar los viajes durante el atardecer o el amanecer, ya que es en estas franjas de tiempo en las que la concentración de polen es mayor.
  • El uso del aire acondicionado en los vehículos llena el habitáculo de gases contaminantes, polen y polvo provenientes del exterior. Un aire “viciado” dentro del coche provoca fatiga y en especial a las personas con alergia. Reemplazar algunas piezas del vehículo, como el filtro de habitáculo, puede mejora la calidad del aire en el mismo.

“El filtro de habitáculo es un componente que mejora la calidad del aire que se respira dentro del vehículo y elimina casi por completo los agentes nocivos que el aire exterior transporta dentro del coche”, explica Miguel Pérez, fundador de Endado.com. “Por tanto, si reemplazamos de forma regular este filtro (que es un componente fundamental), podremos mantener a raya las materias dañinas del aire aspirado, evitando así que se nos pongan los ojos llorosos o estornudemos mientras conducimos”.

Dependiendo tanto del vehículo como del fabricante del componente, Endado aconseja sustituir el filtro del habitáculo entre los 15.000 y los 30.000 kilómetros (no superando nunca esta cifra) o bien al año de uso. Asimismo, el momento óptimo para sustituir ese filtro es justo ahora, en primavera, porque se eliminan las partículas que ha retenido durante el otoño y el invierno.