Los datos relativos a la antigüedad media del parque español de camiones y furgonetas son desalentadores y preocupantes, con una edad media de 12,6 años en el caso del primer grupo y de 12,1 años entre los comerciales ligeros. Según las cifras que maneja la patronal europea ACEA, a nivel continental las medias de edad respectivas en ambos grupos se sitúan en 11,7 y 10,7 años. En definitiva, la antigüedad media de los camiones en nuestro país es 0,9 años superior a la media europea, y en el caso de las furgonetas es de 1,4 años superior.

Entre los países con una flota de vehículos industriales y comerciales con menos edad aparecen Luxemburgo, con 6,6 y 6,3 años, respectivamente, seguido de Francia (7,5 y 8,3 años de media), Dinamarca (7,7 y 8,6), Holanda (7,9 y 8,8) y Alemania (ocho años en el caso de los camiones y 7,3 entre las furgonetas), informan nuestros compañeros de Todotransporte.com.

En el furgón de cola de la antigüedad media del parque de este tipo de vehículos se sitúan países como Grecia, con 18,7 años en el caso de los camiones y 16,8 entre las furgonetas, seguida de Polonia (16,7 y 16), Estonia (16,3 y 12,8), Croacia (13,7 y 14) y República Checa (13,9 y 12). Con datos peores incluso que los de España aparecen Italia, con una media de antigüedad de sus vehículos pesados de 13,2 años (11,9 para los comerciales ligeros), y Portugal (13,7 y 14).

Los pésimos datos de edad media de la flota en España contrastan con la favorable evolución de la demanda en nuestro país, que en 2017 encabezó el crecimiento a nivel continental entre los grandes mercados, ya que las matriculaciones aumentaron un 13,5% al contabilizarse 227.303 unidades frente a 200.338 en 2016. Este favorable porcentaje se sitúa muy por encima del 3,2% que creció este mercado en el conjunto de Europa, donde se matricularon el año pasado 2.403.414 vehículos frente a 2.328.722 un año antes.

Por segmentos, entre los comerciales ligeros el mercado español destacó en Europa con una notable subida del 15,5%, muy por encima de la media continental (3,9%). El mercado de industriales, por encima de las 3,5 toneladas, reflejó un descenso en España del 0,1% frente al 0,3% de incremento en el Viejo Continente.

Pese a la estabilidad en el mercado de vehículos industriales registrada el pasado año en España, el volumen alcanzado, 24.675 unidades según los datos de ACEA, es una cifra considerada históricamente adecuada al tamaño de un mercado como el español, y esta realidad está lejos de percibirse en la reducción de la antigüedad del parque. Por si fuera poco, los incrementos en los años anteriores hacían prever una mejora en la renovación del parque, la cual no está produciendo. Y es que en 2014 las matriculaciones de industriales subieron un 23,4%, en 2015 un 37,7% y en 2016 lo hicieron en un 10,9%, porcentajes que en el caso de los comerciales ligeros fueron del 31,7%, 31,9% y 11,9%.