El proyecto europeo C-Roads (“Carreteras conectadas”), impulsado y cofinanciado por la Unión Europea, pretende asentar las bases del uso de los sistemas inteligentes de transporte cooperativos y sistemas de conducción autónoma, incluyendo el vehículo autónomo, y garantizar la interoperabilidad de estos sistemas a lo largo de toda Europa, con el objetivo final de mejorar la seguridad vial.

Por este motivo, la subdirectora adjunta de Operaciones y Movilidad de la Dirección General de Tráfico, Ana Blanco, ha participado en la ceremonia de firma de los nuevos proyectos incluidos en C-Roads en representación de España, en el marco del encuentro Digital Transport Days que se celebrado en Tallín (Estonia). Con esta firma, España junto con Dinamarca, Finlandia, Hungría, Italia, Noruega, Portugal y Suecia, son los nuevos países que se adhieren a la C-Roads, en el que ya tomaban parte Bélgica, República Checa, Francia, Alemania, Holanda, Eslovenia y Reino Unido.

Con C-Roads Spain, España se vincula a la iniciativa de sistemas de transporte inteligente cooperativo para garantizar el despliegue de estos sistemas en toda Europa y para ofrecer servicios a los viajeros y transporte de mercancías. El proyecto incluye el despliegue en cinco proyectos piloto a lo largo de toda la geografía española: Galicia, Madrid, las costas Cantábrica y Mediterránea, y el proyecto DGT 3.0 que abarca todo el territorio español.

- DGT. 3.0. En este piloto se analizará la implantación de los servicios C-ITS a través de una plataforma de Internet de las Cosas (IoT), permitiendo la interconexión de todos los actores implicados en el ecosistema del tráfico y la movilidad. Una de sus principales ventajas es que abarca el territorio nacional.

- Siscoga Extended. Usará una arquitectura híbrida que incluye tecnología de comunicaciones ITS-G5, LTE y LTE/V. Se desarrolla en 130 km de vías interurbanas y 30 km de vías urbanas.

- Madrid. Este piloto se desarrolla en Madrid Calle 30. Incluirá una solución para informar a usuarios de un aparcamiento en la ciudad y un sistema de gestión capaz de conectarse a diferentes fuentes de información para procesarla y que esté disponible para los usuarios de aplicaciones móviles.

- Corredor Cantábrico. Este proyecto se localiza principalmente a lo largo de la autopista A8-E70 que conecta las provincias de la zona norte de España (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco)

- Corredor Mediterráneo. Se ejecutará a lo largo del Corredor Mediterráneo en varias secciones de la autopista AP-7. Su principal interés es comprobar los servicios C-ITS en autopistas de peaje.

El presupuesto del proyecto asciende a 17,9 millones de euros y cuenta con un 50% de financiación por parte de la Unión Europea. La Dirección General de Tráfico (Ministerio de Interior) y la Dirección General de Carreteras (Ministerio de Fomento) coordinan conjuntamente este proyecto, que se desarrolla en el marco de un consorcio que está compuesto por 26 socios, tanto de las Administraciones Públicas como de empresas privadas.