La nueva batería de 48 voltios para vehículos híbridos de Bosch está siendo muy demandada por los fabricantes de automóviles de todo el mundo. Al igual que el e-axle, eje eléctrico de Bosch, esta innovadora batería está estandarizada para su fácil integración en los nuevos modelos de vehículos.

Tanto los fabricantes consolidados como las nuevas empresas de automoción pueden eliminar los largos y costosos procesos de desarrollo. Esto significa que la instalación de esta batería de iones de litio beneficiará no solo a los coches compactos, sino también a los mini y microcoches. Su producción está programada para comenzar a finales de 2018. Anticipando un gran mercado para los híbridos básicos, Bosch ofrece para estos modelos además de la batería de 48 voltios, otros componentes del grupo propulsor. La compañía cree que, hasta 2025, se fabricarán cerca de 15 millones de vehículos híbridos de 48V.

Los fabricantes de automóviles de todo el mundo, ya sea en China, Europa o Norteamérica, se esfuerzan por reducir las emisiones de CO2, lo que en la práctica significa reducir el consumo de combustible de los vehículos. Bosch ha diseñado su nueva batería de 48 voltios para cumplir con este objetivo. Por ejemplo, las células de iones de litio que utiliza Bosch son lo más compactas posible y, al mismo tiempo, reducen el CO2. Esta batería es muy demandada, especialmente por los fabricantes chinos, y la unidad de iones de litio está preparada para convertirse en un éxito mundial. Actualmente, Bosch está en contacto con más de una docena de clientes y ya ha conseguido un número considerable de proyectos de fabricación.

El secreto del éxito de la batería es su sofisticado concepto, que ofrece una manera relativamente barata de ayudar a reducir las emisiones de CO2. Esto se debe también al propio diseño del producto, ya que no requiere refrigeración activa y su carcasa está fabricada en material plástico, no en metal. Ambos factores reducen aún más los costes de fabricación. La carcasa presenta un verdadero desafío, ya que las celdas de iones de litio se expanden cuando la batería se está cargando y durante el transcurso de la vida útil del producto. Como resultado de ello, este elemento debe soportar un cierto estrés de materiales. Los ingenieros de Bosch han reorganizado las celdas de la batería de 48 voltios de modo que, incluso la carcasa de plástico, pueda soportar la presión.

Actualmente hay más de 500.000 coches eléctricos e híbridos circulando por las carreteras de todo el mundo equipados con componentes Bosch. La empresa invierte anualmente 400 millones de euros en electromovilidad. Bosch cuenta con años de experiencia en más de 30 proyectos de fabricación, incluyendo la producción de baterías, y esta experiencia está dando ya sus primeros frutos.

Con su nueva batería, Bosch está desempeñando un papel clave en hacer que el híbrido de 48 voltios resulte asequible para el mercado de masas. Esto haría posible que el propulsor se convirtiera rápidamente en un híbrido para todos y no solo para China: a medida que el mercado de híbridos se expande, Bosch espera que su batería alcance un gran éxito en Japón y también en Europa.