El presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, se reunió el pasado mes de septiembre con el director el gabinete del secretario de Estado de Energía, Carlos Aguirre, al que agradeció su apoyo a la expansión de los vehículos de energías alternativas a través del Plan Movea. Sin embargo, Pérez le trasladó la importancia de que los concesionarios estén presentes en el proceso de diseño de futuros planes, ya que son los puntos de venta los que, en última instancia, adelantan a los compradores estas ayudas oficiales.

Faconauto le recordó que “el sector está haciendo fuertes inversiones y una apuesta decidida por este tipo de combustibles, que ha de verse acompañada desde las Administraciones Públicas por planes estructurales, suficientemente dotados de presupuesto, que incentiven tanto la adquisición como la puesta en marcha de una red de infraestructura de recarga rápida que permita cubrir las necesidades de una movilidad eficiente de los usuarios”.

En este sentido, Gerardo Pérez indicó que la patronal apoyará todas las iniciativas que desde el Gobierno se lancen en esta línea. Asimismo, el presidente expuso el papel que ya están jugando las redes de concesionarios de varias marcas en la capilarización de puntos de recarga rápida a lo largo de toda la geografía nacional.

Todas estas medidas, a juicio de la patronal, “han de verse acompañadas necesariamente, y para avanzar, de nuevos marcos regulatorios que impulsen y faciliten la expansión de esos puntos de recarga rápida”.

Finalmente, Faconauto ha pedido a Energía que se incluyan todas las tecnologías existentes en el próximo plan de renovación del parque, que contará con 50 millones de euros y que gestionará el propio Ministerio de Industria, Turismo y Agenda Digital. En concreto, se ha propuesto que la mitad de ese presupuesto se destine a la adquisición de vehículos propulsados por energías alternativas y la otra mitad para la compra de coches de combustión convencionales, en línea con los Planes PIVE.