Entra en el taller un Opel Astra H, con cualquier motorización turbo, que da tirones y presenta una pérdida de potencia. La luz de avería motor está encendida en el tablero de instrumentos y puede iluminarse con el indicador de fallo del control de tracción.

 

Si el coche es capaz de alcanzar dos bares de presión durante la fase de carga en el colector de admisión, la avería puede deberse a un problema con el sensor de presión atmosférica.

Para leer la solución de la avería, pulse aquí.