Un Citroën Xsara Picasso con motor RHY (2.0 l) y gestión Bosch EDC 15C2 entra al taller con problemas de arranque.

Durante la conducción entra en fase de emergencia, pero tras quitar y poner el contacto, el vehículo funciona correctamente, aunque al cabo de unos instantes vuelve a fallar. Tras instalar un nuevo sensor de presión del raíl, el vehículo continúa con los mismos síntomas.

 

Para ver la solución de la avería, pulse aquí.