Al taller llega un Opel Insignia de 2008 con la luz de avería encendida en el cuadro de instrumentos.

Dichas motorizaciones presentan un problema típico de rotura en el tubo de goma que sale del turbo. El tubo se rompe debido a las variaciones de presión del turbo, que provocan un resentimiento en el material que acaba por agrietarse.

 

Para leer la solución de la avería pulse aquí.