Fuchs Petrolub,fabricante de lubricantes de alta calidad y productos relacionados, ha abierto una nueva planta con un laboratorio de investigación y calidad en Beresfield (Australia). Las instalaciones, de última generación, que se construyeron durante un periodo de 18 meses, sustituyen a la planta de Fuchs en Wickham (Newcastle, Inglaterra), en funcionamiento desde 1979.

La nueva planta de 25.000 metros cuadrados servirá a los mercados mineros, agrícolas y de transporte de Australia y Nueva Zelanda. Stefan Fuchs, presidente del Consejo de Administración de Fuchs Petrolub, inauguró la planta en Beresfield el pasado 15 de febrero, destacando la estrategia global centrada en la proximidad al cliente, que implica la inversión de Fuchs en nuevas instalaciones en todo el mundo.

La nueva planta cumple con los más altos estándares de calidad, seguridad y medio ambiente. Posee un alto grado de digitalización, llenado automático de alta velocidad, así como tuberías y tanques resistentes a la corrosión. Además, se han instalado paneles solares que generan hasta 155 kilovatios de electricidad y pueden cubrir más del 30% de las necesidades de electricidad de la planta.