En el entorno actual de intensa competencia y de clientes más exigentes, ofrecer un buen producto y servicio no es suficiente para lograr la satisfacción del cliente, sino que otros elementos, como una cuidada atención al cliente, son clave, según GT Motive, a Mitchell Partner Company.

En un vídeo, Eduardo Rubianes, coordinador de Marketing de GT Motive, comparte una serie de puntos para optimizar la atención al cliente del taller.

  1. Mostrar amabilidad y empatía, con una actitud positiva y de cortesía en todo momento.
  2. Actitud proactiva, haciendo ver al cliente un interés verdadero en solucionar su problema.
  3. Dedicar el tiempo necesario a cada cliente, para resolver demandas y dudas sin ninguna presión.
  4. Ser siempre honesto, fundamental para que el cliente vuelva al taller.
  5. Ofrecer un servicio ágil y eficiente, para lo que es necesario poseer conocimiento de productos, servicios y normas, formar y motivar al personal del taller, mejorar la organización de procesos y utilizar tecnología específica para el negocio.
  6. Evitar discutir ante un cliente insatisfecho, actuando con amabilidad y tranquilidad, y ofreciendo una respuesta y solución, o las correspondientes disculpas o compensación si fuera necesario.
  7. Aplicar estrategias de fidelización, descuentos, tarjetas de puntos, regalos,...
  8. Cuidar las instalaciones y ofrecer un ambiente agradable, ya que los clientes valoran la limpieza y el orden en el taller, además de que sea un lugar cómodo y acogedor.